Consejos

Las estafas de soporte técnico dirigidas a personas mayores van en aumento

Emma McGowan 21 abr 2022

Los estafadores de soporte técnico se enfocan en las personas mayores porque creen que pueden confiar más fácil y tienden a tener más seguridad financiera que las personas más jóvenes.

Cuando Phyllis Weisberg, de 90 años, recibió una llamada telefónica que decía que había un problema con su computadora, supo que tenía que hacer algo de inmediato. La persona al otro lado de la línea le dijo que podía ayudarla, pero sería por una tarifa. Phyllis, una viuda, confió en el joven al otro lado de la línea y fue directamente a su banco para arreglar una transferencia.

“Me advirtieron que no hablara del tema por teléfono con nadie, porque estos malos podían escuchar todas mis conversaciones”, dice Phyllis. “Me enviaron una dirección y me pidieron que enviara un giro con dinero. Fui a la sucursal más cerca de casa, un tipo muy joven me hizo las preguntas que los estafadores me dijeron que me haría y yo respondí como me lo pidieron, tenía todas las respuestas programadas para mí”.

Desafortunadamente, las personas que llamaron no lo hacían para ayudar. Eran ladrones que realizaban una "estafa de soporte técnico", que es cuando un estafador llama, envía mensajes, envía correos electrónicos o utiliza ventanas emergentes para convencer a alguien de que hay un problema con su dispositivo. A través de la transferencia y otras tácticas, obtuvieron acceso a la cuenta bancaria de Phyllis y robaron $20,000.

Los estafadores usan tácticas de miedo de alta presión para obtener acceso remoto a las computadoras de las víctimas o, como fue el caso de Phyllis, para que envíen grandes cantidades de dinero en efectivo. Por lo general, se hacen pasar por alguien de una organización reconocida y de buena reputación, como un banco, un hospital o una empresa de software (incluso hemos recibido informes de estafadores que se hacen pasar por Avast) para crear una confianza inmediata con las víctimas potenciales. 

"Mi primera reacción fue vergüenza total por haber hecho algo tan tonto", dice Phyllis. "Me tomó bastante tiempo darme cuenta de que no era la única de quien se estaban aprovechando. Todo lo que puedo hacer ahora es advertir a los demás y solo espero que esto al menos ayude a otra persona a evitar pasar por esto”.

Y Phyllis no está sola. Una encuesta de 2021 realizada por Avast en asociación con YouGov encontró que el 82% de las personas mayores de 65 años en los Estados Unidos recibieron una llamada telefónica de alguien que intentaba estafarlos. También observamos un aumento del 251 % en los ataques a consumidores desde enero de 2021 hasta diciembre del mismo año. Y, según el FBI, el 66 % de las víctimas de estafas de soporte técnico en 2020 (sitio en inglés) tenían más de 60 años y la pérdida total de dinero ascendió a más de $116 millones. 

Los estafadores de soporte técnico se dirigen específicamente a las personas mayores porque creen que son más confiadas, esperan que puedan tener problemas de memoria y tienden a tener más seguridad financiera que las personas más jóvenes. Son profesionales cuyo único trabajo es estafar y robar dinero a gente como Phyllis.

Afortunadamente, hay formas de protegerte a ti y a tus seres queridos contra este tipo de estafa, y ya diste el primer paso al leer esto. También debes saber que ningún soporte técnico legítimo se comunicará contigo sin que tú te comuniques con ellos primero. Si alguien lo hace, cuelga de inmediato y llama a alguien en quien confíes de inmediato.

Si ya les has dado acceso a tus dispositivos o tus cuentas bancarias, llama a tu institución financiera de inmediato, infórmales lo que sucedió y ve si es posible bloquear los pagos o transferencias salientes. Luego, llame a una compañía legítima para asegurarte de que tu dispositivo no tenga ningún virus o software persistente colocado por los estafadores. La mejor manera de asegurarte de que una empresa sea legítima es obtener información de contacto por alguien en quien confíes o navegar en un sitio web oficial por tu cuenta. No llames a ningún número ni hagas clic en ningún enlace que te haya enviado alguien que no conoces, incluso si reconoces el nombre de la organización que dice ser, podría ser falso.