Consejos

¿Cuentas de redes sociales pirateadas? Cinco consejos para ayudarte a recuperarlas.

Jas Dhaliwal, 15 marzo 2019

Las cuentas de redes sociales son objetivos claros para los ciberdelincuentes. Si la tuya ha sido pirateada, aquí te explicamos cinco maneras de volver a las redes sociales de forma segura.

Uno de los métodos actuales más predominantes de la ciberdelincuencia es el pirateo de las redes sociales. Para los ciberdelincuentes, estas plataformas sociales, incluyendo Facebook, Instagram, Twitter y Snapchat, son como tiendas de golosinas para los niños. Los usuarios de redes sociales se sienten cómodos y seguros comunicándose de forma abierta y con libertad, y están dispuestos a pasar tiempo y a gastarse dinero a través de sus redes sociales cada día, o incluso a veces, cada hora.

Desde interferencias a nivel mundial en elecciones políticas importantes hasta el pirateo de cuentas bancarias, todos tememos ser el objetivo del siguiente ciberataque. Los piratas informáticos buscan constantemente nuevas formas para sustraer contraseñas, datos de tarjetas de crédito, fotografías y cualquier otra información que puedan utilizar para extorsionarte o incluso suplantar tu identidad. Si se introducen en tus cuentas de redes sociales, pueden tener acceso a información sobre tu ciudad de residencia, nombres de familiares, fecha de nacimiento, dirección e incluso detalles como el nombre de tu mascota. También pueden enviar correo basura a tus amigos, publicar en tu nombre, introducirse en otras cuentas tuyas que tienen la misma contraseña, y muchas otras cosas. Todo esto puede conducir a que acabes en una situación muy vulnerable y sintiéndote muy frustrado.

Señales que indican que tus cuentas de redes sociales se han visto comprometidas:

Los piratas informáticos consiguen acceso a tus redes sociales más fácilmente de lo que crees. Presta atención a estas señales que indican que puedes estar en riesgo:

  • Recibes un correo electrónico diciendo que has cambiado tu información de usuario cuando en realidad no lo has hecho.
  • Tienes problemas para iniciar sesión en tus cuentas.
  • Recibes una gran cantidad de publicidad que parece ser correo basura.
  • De repente, estás siguiendo a gente que no conoces.
  • Desde tu cuenta se está publicando contenido que no has creado.
  • Encuentras una cuenta que utiliza tu nombre y/o tus fotografías.

¿Qué hago si soy víctima de pirateo informático de mis cuentas en redes sociales? Cinco consejos para resolverlo

Tanto si se trata de una pesca (phishing) de credenciales a través de tu cuenta de correo electrónico o a través de otros medios, si una de tus cuentas en redes sociales se ha visto comprometida, aquí te ofrecemos algunos consejos importantes para que puedas volver a utilizar tus cuentas lo más pronto posible:

  1. Inicia sesión y comprueba la información de la cuenta (correo electrónico y teléfono) para ver quién tiene acceso

En el preciso instante en que creas que una de tus redes sociales se ha visto comprometida, revisa la información de la cuenta para comprobar si alguna otra cuenta de correo electrónico que no sea la tuya tiene acceso. Si es así, elimínala inmediatamente.

Después, comprueba el número de teléfono asociado a tu cuenta. Debería aparecer únicamente tu número de teléfono. Si aparecen otros números desconocidos, elimínalos. Cuando se piratean cuentas, muchos delincuentes añaden un número que más tarde pueden utilizar para cambiar la contraseña de la cuenta.

Facebook: En la sección de seguridad e inicio de sesión, comprueba dónde has iniciado sesión y sal de cualquier sesión que no reconozcas. (Aprovechando que te encuentras ahí, también sería un buen momento para comprobar las funciones adicionales de seguridad.) Si no puedes acceder a tu cuenta de Facebook, prueba a enviarte a ti mismo por correo electrónico un cambio de contraseña y recuperar tu cuenta a través de tu dirección de correo electrónico registrada. Si los problemas persisten, informa inmediatamente de que tu cuenta se ha visto comprometida y sigue las instrucciones para recuperar el acceso.

Twitter: Si no puedes acceder a tu cuenta de Twitter, y un cambio de contraseña no te da acceso, acude al Centro de ayuda de Twitter y elige la opción de cuenta hackeada en la lista. Asegúrate de que utilizas la dirección de correo electrónico asociada a la cuenta de Twitter pirateada y sigue las instrucciones para recuperarla. También puedes ponerte en contacto directamente con el servicio técnico de Twitter, @Support.

Instagram: Si ya has intentado un cambio de contraseña sin éxito, ponte directamente en contacto con Instagram y colabora con ellos para recuperar tu cuenta. Sigue las instrucciones para tu dispositivo específico en la página de ayuda de Instagram.

LinkedIn: Si no puedes acceder a tu cuenta de LinkedIn y sospechas que ha sido pirateada, ponte en contacto con LinkedIn inmediatamente enviando el formulario de informe de cuenta pirateada lo antes posible.

  1. Cambia inmediatamente tu contraseña por una más segura y única y activa la autenticación de doble factor

Una razón por la que los piratas informáticos penetran es que muy a menudo los usuarios utilizan contraseñas simples y fáciles de recordar, y muchos vuelven a utilizar las mismas contraseñas para varias cuentas. Así que lo primero que hay que hacer es cambiar la contraseña por una más segura. Después, aplica también la autenticación de doble factor (2FA), una tecnología de seguridad fácil de activar mediante un botón. Todas las redes sociales más importantes (Facebook, Twitter, LinkedIn) ofrecen el servicio 2FA, que además es fácil de usar.

Todas las contraseñas deben ser seguras y cada una de ellas debe ser única. Asegúrate de no estar utilizando contraseñas repetidas en varias cuentas.

Facebook: Ve a la sección de seguridad e inicio de sesión para cambiar tu configuración.

facebook-security-settings

Twitter: Puedes cambiar tu contraseña en la página de configuración y privacidad de Twitter. También sería buena idea activar la verificación de inicio de sesión y ajustar tu configuración de forma que Twitter pida más información personal antes de permitir que cualquier persona cambie tu contraseña. Haciendo esto, añades protección a tu cuenta contra ataques de fuerza bruta.

  1. Comprueba tus permisos de aplicaciones y elimina todo lo que ya no utilizas

Durante el proceso de actualización de la información de tu cuenta, deberías comprobar la lista de aplicaciones que estás utilizando a través de tus cuentas en redes sociales como Facebook. Se van sumando, y muchos usuarios se sorprenderían si supieran cuántas se están ejecutando.

Cuando utilizas la cuenta de tu red social para iniciar sesión en otra página web o aplicación, con frecuencia acabas compartiendo mucha información, lo que origina una vulnerabilidad potencial; si esa aplicación es pirateada, los delincuentes obtendrán también información para entrar en otras cuentas tuyas, desde las que obtendrán incluso más información sobre ti.

Si encuentras aplicaciones que ya no utilizas o que desconoces, anula sus permisos. De hecho, si deseas llevarlo al extremo, anula los permisos de todas las aplicaciones.

Aquí encontrarás los enlaces a las páginas de gestión de cuentas de las principales redes sociales:

 

  1. Utiliza un antivirus

Un software antivirus robusto como Avast Free Antivirus detiene el malware antes de que se descargue en tu sistema. También marca sitios web maliciosos que pueden hacer que tus cuentas de redes sociales sean presa de delincuentes. Si cualquiera de tus cuentas en redes sociales ha sido pirateada, ejecuta un análisis de antivirus para eliminar cualquier malware que pueda estar espiando o robando información sobre tu inicio de sesión.

DESCARGAR AVAST FREE ANTIVIRUS

  1. Comprueba tus cuentas en redes sociales y obtén recomendaciones específicas de ellas

Las páginas de redes sociales ofrecen recomendaciones si tu cuenta ha sido pirateada. Aquí tienes algunos enlaces para asegurarte de que estás haciendo todo lo que puedes para proteger y mantener seguras tus cuentas.

A medida que las redes sociales evolucionen, continuarán siendo terreno fértil para los ciberdelincuentes que buscan robar información. Seguir estos sencillos consejos te ayudará a mantener tus cuentas personales seguras.