Consejos

4 motivos por los que deberías utilizar una VPN mientras juegas en línea

Albert Soriano Grande, 11 enero 2018

¿Juegas en línea y no utilizas una VPN? ¡Te estás perdiendo todas estas ventajas!

Utilizar una VPN te otorga muchas ventajas, no solo en términos de seguridad. Además de cifrar tus datos y evitar que alguien los vea, una VPN te permite, entre otras cosas, acceder a contenido bloqueado en tu región.

Hoy vamos a hablar de las ventajas que tiene utilizar una VPN mientras jugamos. Gamers, prestad atención que esto os interesa.

Accede a nuevos juegos antes que nadie

Al utilizar Avast SecureLine VPN, puedes conectarte a servidores repartidos por todo el mundo, desde Nueva York a Tokio, pasando por Ciudad de México, Londres y Madrid, entre otros muchos. Esto te permite acceder a contenido exclusivo para una región, es decir, a aquellos juegos que aún no están disponibles en tu lugar de residencia.

También te permite disfrutar de juegos nuevos que, pese a que se distribuirán por todo el mundo, aún no están disponibles en tu país. Con SecureLine VPN podrás ser el primero de tus amigos en descargar los nuevos juegos y escalar puestos en la clasificación en línea antes que nadie.

Juega con tus amigos sin importar dónde te encuentres

Al jugar desde un lugar diferente al que jugamos normalmente, por ejemplo cuando viajamos, muchas veces nos es casi imposible conectarnos al servidor de nuestra región ya que muchas veces nos vemos forzados a utilizar servidores locales.

Con una VPN, este problema se acabó. Al poder seleccionar el país desde el que te deseas conectar, podrás jugar en tu servidor favorito con los amigos de siempre.

Reduce el ping y la latencia

A la hora de jugar en línea, no sólo importa la velocidad de conexión que tengas, también influyen otros factores como el ping y la latencia.

El ping se resume en el tiempo que tardan dos puntos remotos en conectarse, el tiempo de reacción, es decir, el tiempo que transcurre entre que se envían y se reciben datos.

La latencia es el resultado del ping. Por ejemplo, una latencia de 3 ms se considera buena mientras que de 100 ms en adelante puede presentar problemas a la hora de jugar en línea, provocando lo que llamamos lag.

Cada uno de nuestros servidores tiene un rendimiento máximo teórico de 2 Gbits/s. Pero, como la teoría no es el mundo real, con regularidad los sometemos a pruebas de estrés, obteniendo velocidades medias de 450-600 Mbits/s incluso en períodos de carga intensa. Puesto que todo se ejecuta sobre UDP, la velocidad es suficiente incluso para aguantar todo un día jugando en modalidad «todos contra todos».

Protege tus datos

Por desgracia, es posible que un hacker acceda a tus datos mientras estás jugando. Mediante vulnerabilidades en los juegos, los hackers pueden acceder a tus datos y robarte tus créditos, no solo los del juego sino los de tu cuenta bancaria.

También, si utilizas una red WiFi pública, alguien conectado a la misma red podría acceder a tu información si no está cifrada, obteniendo acceso, entre otras cosas, a tus contraseñas.

Avast SecureLine VPN cifra todos tus datos y te protege en caso de que alguien quiera acceder a ellos, por lo que podrás jugar sin tener que preocuparte de nada.

Descarga ahora Avast SecureLine VPN y aprovecha todas estas ventajas que, sin duda, te harán disfrutar de tus juegos favoritos.