Notícias corporativas

¿Los cibercriminales te están espiando? Así puedes detenerlos.

Dawn Leonetti, 5 octubre 2017

La nueva característica Escudo de Webcam evita que indeseados invadan tu casa.

Hackear webcams se ha convertido en algo tan sencillo que existen sencillos tutoriales online a disposición de todo el mundo, tan solo hace falta realizar una búsqueda en Google para encontrarlos. Olvida la dark web, todo está en abierto y tú, por desgracia, ¡eres la estrella! El hackeo de webcams se ha convertido en algo tan frecuente que incluso Mark Zuckerberg y James Comey, expertos en los reinos de la cultura web y la seguridad, utilizan cinta adhesiva para tapar sus propias webcams, mostrando al mundo que creen firmemente en lo de “más vale prevenir que curar”.

Ahora, puede que seas uno de los millones con opinión dividida sobre este problema. No quieres que nadie te espié ni a ti ni a tus hijos, pero no quieres desactivar la webcam porque la utilizas para realizar videollamadas con tu familia. Los hackers son lo suficientemente inteligentes para activar la webcam sin que se encienda la luz de notificación de la cámara, por lo que ni siquiera te enterarás. También puede que te sientas tonto cubriendo con Post-its o cinta adhesiva la cámara, ya que te hace parecer un paranoico. Simplemente quieres un sencillo método para bloquear a los hackers sin tener que dejar de utilizar la webcam para lo que desees.

Esta sencilla solución está aquí. A partir de hoy, incorporamos una característica llamada Escudo de Webcam en nuestro paquete premium de ciberseguridad, Avast Premier.

El Escudo de Webcam te alerta cuando un intruso no deseado intenta acceder a tu webcam, por lo que puedes evitar el secuestro de tu cámara. También bloquea apps no deseadas, alertando cada vez que algo sospechoso intenta conectarse a la cámara. Vuelve a disfrutar de Skype y otras apps que requieran el uso de la webcam sin preocuparte por tu privacidad, ya que vuelve a estar en tus manos.

webcam_shield_on_strict_setting.png

El Escudo de Webcam te da un control total sobre qué utiliza tu cámara, forzando que todas las aplicaciones (incluso las seguras) te soliciten permiso antes de acceder a tu webcam. Realiza esa llamada de empresa desde la cama y no te preocupes porque alguien te vea en pijama, con el Escudo de Webcam en “modo estricto”, puedes estar seguro de que la webcam no está siendo utilizada.

Para los realmente paranoicos, también tienes la opción de “destruir” tu webcam, deshabilitando el driver de Windows para que nadie pueda hacer uso de ella (pero no te preocupes, puedes deshacerlo en un solo clic, justo antes de esa videollamada con tu mejor amigo que vive lejos de ti).

Con toda la incertidumbre que hay en la web, queremos ayudarte a proteger tu privacidad. Vuelve a tener el control total sobre tu webcam. Evita que espías, hackers o blackmailers se infiltren en tu casa. Nuestro objetivo es eliminar el dolor de cabeza asociado a la seguridad de la webcam, desarrollando una solución robusta, sencilla de utilizar y que automáticamente estará ahí cuando la necesites.

Volviendo a la pregunta del principio: ¿Realmente te están espiando los cibercriminales?, pese a que no podemos asegurar que no lo estén haciendo, con el Escudo de Webcam sí podemos asegurar que no lo harán. Actualiza o adquiere hoy Avast Premier y experimenta el Escudo de Webcam por ti mismo.