Consejos

La contraseña es... “2o18!_N3w_Y3ar’s_Re$olUt1on”

Tomáš Hellebrand, 15 enero 2018

Proponerte esto podría ahorrarte horas, incluso meses, de complicaciones y dolores de cabeza.

No hay mejor momento para proponerse una resolución de año nuevo, que dará sus frutos de innumerables maneras. En este último año, es probable que hayas escuchado muchas noticias sobre phishing , ransomware y, para usar un poco de jerga urbana- "pwned ".

Si aún no ha experimentado los efectos devastadores de ser pirateado o tener una de tus cuentas comprometida, considérate afortunado. Y como la suerte a menudo se puede agotar, hagamos de 2018 tu año para la seguridad personal. Todos los ciberataques antes mencionados (¡y más!) son amenazas diarias muy reales para cada persona que pasa tiempo en Internet. Y seguro que pasas tiempo en Internet, ¿verdad?

Entonces, ¿por dónde empezar? Un primer paso, simple y poderoso, es echar un buen vistazo a tus contraseñas. El segundo paso es aceptar el hecho de que, probablemente, es hora de cambiarlas. Por supuesto, decir eso y hacer eso puede implicar una montaña metafórica que parece imposible de escalar. Pero no lo es. De hecho, el "trabajo duro" solo te llevará unos minutos, y todo a cambio de una tranquilidad incalculable.

Diremos lo que ya sabes: necesitas contraseñas sólidas y únicas para todas tus cuentas en línea. Si tus contraseñas no son complejas (es de esperar que no utilices una de estas), entonces es solo cuestión de tiempo que los hackers las adivinen. Y si utilizas la misma para cada cuenta que tienes, en el momento en que una gran compañía se vea comprometida, tus dígitos digitales estarán repentinamente disponibles en línea para que cualquiera los utilice. Y lo harán.

No te desesperes

Aunque todo esto suena sombrío, todavía hay muchas razones para amar la tecnología. Te presentamos tu herramienta favorita imprescindible que no solo será simple, potente y efectiva, sino que de ahora en adelante tu vida en línea será mucho más sencilla: un administrador de contraseñas. Y en Avast hemos creado uno fabuloso.

Avast Passwords, que viene gratis con Avast Free Antivirus, es fácil de utilizar.

En primer lugar, debes activar Avast Passwords e instalar la extensión en tu navegador. A continuación, verás el ícono de la tecla Avast Passwords en tu barra de menú, que se ve así:

Avast-password-icon.png

a partir de ahora, Avast Passwords aprenderá tus credenciales cuando los utilices, las almacenará de forma segura y la próxima vez que visites esos sitios, rellenará automáticamente los campos. Si ya tienes tus contraseñas almacenadas en un navegador, puedes importarlas fácilmente a Avast Passwords.

Si quieres que Avast Passwords transforme las contraseñas débiles en fuertes, también es muy sencillo. Simplemente sigue estos pasos para cada contraseña de sitio web que quieras fortalecer:

  1. Accede al sitio web para el que deseas crear una contraseña segura e inicia sesión.
  2. Ve a Configuración o Administrar cuenta y haz clic en Cambiar contraseña.
  3. Haz clic en el icono de Avast en forma de "llave" en el menú del navegador.
  4. Haz clic en "Generar una contraseña segura", luego copia la nueva contraseña en el campo "Nueva contraseña" en la pantalla Cambiar contraseña del sitio web y guárdala.

Avast-passwords-screens.jpg

Esta nueva contraseña ahora se guarda en el sitio web y también en Avast Passwords. A partir de ahora, se completará automáticamente la próxima vez que visites el sitio. ¡Ni siquiera tienes que recordarla!

Utiliza las contraseñas de Avast en todos sus dispositivos

Una vez hayas configurado las contraseñas de Avast en tu PC, ¡puedes utilizarlas en todos tus dispositivos! Nuestro administrador de contraseñas sincroniza todo de forma segura mediante el cifrado simétrico y criptográfico asimétrico. Simplemente sigue estos sencillos pasos:

  1. Configura contraseñas de Avast en tu PC.
  2. Descarga la aplicación Avast Passwords en tus dispositivos iOS o Android.
  3. En tu PC, abre Avast Antivirus y ve a Configuración> Contraseñas> Sincronización> Activar. Se te pedirá que inicies sesión en su cuenta de Avast.
  4. Repite el paso 3 en la aplicación Avast Passwords en tus otros dispositivos y activa la sincronización. Inicia sesión en la aplicación con la misma cuenta de Avast que utilizaste en tu PC.
  5. Regresa a tu PC y comprueba que tus dispositivos se sincronizan.

Ahora no tienes que preocuparte de que alguien pueda romper tus contraseñas. Puedes hacerlas tan indescifrables como sea posible, y Avast Passwords las recordará por ti. Para mayor seguridad, puedes configurar una Contraseña maestra para que sirva como contraseña para todas sus contraseñas. En el futuro, esa es la única contraseña que necesitarás recordar. Todas las demás estarán cifradas y lejos del alcance de todos los malvados y codiciosos.

¿Quieres más protección?

Y en caso de que estés listo para más capas de protección, actualiza a Passwords Premium y obtendrás One Touch Login, que te permite acceder a sus cuentas en línea con un toque en tu teléfono. Además, obtienes Password Guardian, que escanea e identifica las contraseñas débiles que deberían modificarse. También supervisa activamente Internet, 24/7, y te advierte si alguna de tus cuentas es vulnerable debido a que un sitio web ha sido comprometido, de modo que puedes cambiar tu contraseña de inmediato.

Protege tu privacidad, tu identidad y tu dinero, todo en una sola resolución: realiza el cambio a un administrador de contraseñas y comienza el nuevo año con seguridad.