Consejos

¿Cómo puedo prevenir el agotamiento digital?

Estos son algunos consejos para mantener un enfoque saludable en las redes sociales.

Muchos de nosotros ya conocemos los peligros de las redes sociales. Anteriormente escribimos sobre los riesgos asociados con el uso intensivo de las redes sociales, profundizando en los efectos que tiene en los miembros de la generación más joven (sitio en inglés), así como ciertas prácticas de explotación (sitio en inglés) que ciertas aplicaciones y plataformas han utilizado para aprovecharse de los datos personales de sus usuarios. 

Si bien ha habido una serie de iniciativas notables emprendidas por los gigantes de las redes sociales para proteger el bienestar de sus usuarios. La forma en que interactuamos con las redes sociales sigue teniendo efectos profundos (tanto positivos como negativos) en la forma en que nos abrimos paso a través de la mundo real. Por eso es importante prever y prevenir el desgaste digital y cada una de las consecuencias que conlleva. 

¿Qué es el agotamiento digital (y cómo se puede prevenir)?

Cuando hablamos del término agotamiento digital o burnout, describimos un conjunto de síntomas que incluyen fatiga, frustración, sobreesfuerzo y problemas de concentración que persisten durante un período de tiempo más largo. Estos son causados ​​por el uso (y uso excesivo) de los medios digitales.

Si sientes que tu consumo de medios y tus hábitos en línea pueden potencialmente conducir al agotamiento digital, tenemos algunos consejos sobre cómo proceder.

1. Ten en cuenta que el uso rutinario de las redes sociales puede generar un ciclo de retroalimentación negativa

Cambiar constantemente de una aplicación a otra puede crear cierta rutina en tu cerebro. Incluso si no has recibido una notificación, es posible que todavía estés abriendo la aplicación solo para desplazarte por tu feed.

2. Limita tu tiempo frente a la pantalla

Muchos teléfonos tienen la opción de limitar el tiempo de pantalla, pero también puedes hacerlo tú mismo eligiendo un límite de cuánto tiempo quieres estar en tu teléfono en general. De esta manera, puedes reducir tus posibilidades de sentirte abrumado por el contenido con el que interactúas en línea. Herramientas como Avast Mobile Security también te permiten verificar tu tiempo de pantalla y asumir la responsabilidad de limitarlo de acuerdo con tus preferencias individuales.

3. No duermas con el teléfono en la cama

Por el bien de tu salud, no duermas con tu teléfono en tu cama. Aunque esto puede parecer un hábito inocente, puede provocar sueño fragmentado e incluso insomnio.

Incluso pequeñas cantidades de luz artificial de la pantalla de tu teléfono pueden causar retrasos en tu ritmo circadiano (sitio en inglés). En otras palabras, todo tu día puede perderse debido a un sueño inadecuado. Opta por colocar tu teléfono lejos de tu cama (en un estante o en un cajón) o, alternativamente, déjalo en una habitación separada durante la noche.

4. No uses tus dispositivos móviles por la noche

En una nota similar, los estudios (sitio en inglés) han demostrado que el uso de teléfonos inteligentes por la noche, especialmente para los jóvenes, puede provocar inquietud (y en ciertos casos, depresión) debido a la exposición excesiva a la luz de la pantalla de un dispositivo. Lo mejor es dejar el dispositivo a un lado unas horas antes de acostarse.

5. Experimenta con una desintoxicación digital

Si te animas, puedes probar una desintoxicación digital. Por naturaleza, este es un ejercicio que se realiza conscientemente y sin depender de ninguno de tus dispositivos. Las desintoxicaciones digitales se pueden realizar durante una hora, varios días, semanas o meses a la vez, según tu intención.

Cómo buscar ayuda para el agotamiento digital

Si sigues preocupado por tu salud mental después de tener en cuenta estos consejos, es mejor que te pongas en contacto con tu médico o con las autoridades de salud locales. Al final del día, tu salud mental es importante y siempre debe ser lo primero.