Consejos

Consejos para realizar compras en línea con seguridad

Albert Soriano Grande, 22 noviembre 2016

Comprar en línea es una de las razones por las que amamos Internet. Mantén tus compras en línea seguras y privadas con nuestros consejos.

Las vacaciones de navidad se están acercando y muchos optarán por comprar regalos desde Internet. De acuerdo con los datos publicados por Adobe el año pasado, se gastaron $4.45 billones online durante el Black Friday y el Día de acción de gracias en 2015. Mientras que la mayoría de tiendas online toman medidas para proteger los datos de los usuarios, hay cibercriminales que intentarán robar dichos datos. Por eso, es importante que los usuarios de tiendas online estén atentos y puedan proteger sus datos.

Mientras que estar atento frente a páginas web y ofertas falsas es un buen primer paso, los cibercriminales las diseñan para que parezcan reales, lo que hace que sean extremadamente difíciles de reconocer.

Aquí os dejamos unos consejos del Director de amenazas Web de Avast, Jan Zika, que podéis seguir para comprar de manera segura estas vacaciones:

Observamos cibercriminales enviando “ofertas especiales”. Estas “ofertas” o “tratos que no puedes dejar escapar” pueden ser campañas de phishing diseñadas para engañar a las personas enviándolas a sitios de compra fraudulentos para poder robar su información y su dinero. Es importante que los consumidores utilicen herramientas de seguridad y presten mucha atención mientras compran online.

Instala un antivirus en tus dispositivos. Software antivirus, como Avast, detectará y bloqueará los ataques de phishing y las páginas web maliciosas antes de que puedan causar algún daño.

Utiliza un navegador seguro, como Avast SafeZone. El navegador Avast SafeZone, que viene junto con Avast Antivirus, incluye un “Modo banca” que aísla en un espacio protegido las webs bancarias y de pagos.

Protege tus datos mientras utilizas una red Wi-Fi pública. Conectarse a redes Wi-Fi públicas en aeropuertos, hoteles y cafés les da a los cibercriminales la oportunidad de espiarte y de robar tu información mientras realizas compras online o compruebas tu cuenta bancaria. Avast SecureLine VPN cifra tus comunicaciones y evita que alguien pueda espiar tus llamadas de voz y vídeo.

Utiliza una tarjeta de crédito. Las tarjetas de crédito no sólo te ayudan a tener un registro de tus compras, también te permiten contactar con el banco en caso de cargos sospechosos. La mayoría de bancos contactarán con el vendedor y anularán los cargos.

Activa la autenticación en dos pasos siempre que sea posible. La autenticación en dos pasos requiere que introduzcas otro código además de tu nombre de usuario y contraseña mientras inicias sesión en una de tus cuentas. Normalmente, dicho código se envía a tu teléfono o correo electrónico asociado con tu cuenta o puede ser generado mediante una app, como la app de Autenticación de Google. Si no estás intentando acceder a tu cuenta, la autenticación en dos pasos puede servir como sistema de alerta en caso de que alguien esté intentando acceder a tu cuenta y falle al introducir el código correcto.

Busca el candado verde. Busca el candado HTTPS verde al lado de las direcciones web en la barra de direcciones. HTTPS es un protocolo que cifra tus datos mientras navegas por dicha web. Si estás en una web de compras y no ver el candado HTTPS, ¡no escribas tu información personal ni bancaria!

Actualiza tu software. Asegúrate de que el software de tus dispositivos está actualizado. Los atacantes normalmente explotan vulnerabilidades que se encuentran en software desactualizado. Al explotar dichas vulnerabilidades, pueden infectar tus dispositivos y robar tu información personal mientras realizas compras en línea.

Utiliza sólo sitios de confianza. Trata de utilizar sólo páginas web de confianza mientras compras en línea. Los cibercriminales utilizarán muchas técnicas para tratar de engañas a los consumidores. Algunos tratarán de llevarte a sitios alejados de los sitios de e-commerce como, por ejemplo, Amazon, para que así Amazon ya no sea responsable y puedan timarte sin consecuencias reales. Algunas tiendas falsas intentarán atraer a los usuarios ofreciendo productos a un precio extremadamente bajo y con muchas buenas valoraciones. Si una oferta o una web desconocida parecen demasiado buenas para ser ciertas, quizás deberías pensártelo dos veces antes de pagar el carrito de compra y vaciar tu cartera.

Escribe tú mismo las URL. Muchos emails de phishing incluyen enlaces a sitios maliciosos que se parecen a los reales y por lo tanto son difíciles de reconocer como falsos. Siempre es más seguro que introduzcas tú mismo las URL directamente en el navegador y, por lo general, deberías evitar hacer clic en enlaces o adjuntos incluidos en emails promocionales.

Comprar en línea es conveniente, ya que puedes comprar desde casa y así evitar toda la marabunta de gente, pero sigues necesitando estar alerta. Internet, por desgracia, no siempre es un lugar seguro, por lo que es importante recordar todo lo anterior.