Noticias corporativas

La respuesta de Avast a la guerra en Ucrania

Ondrej Vlcek 10 mar 2022

En apoyo al pueblo ucraniano, Avast suspende operaciones en Rusia.

Cualquier conflicto militar es ante todo un desastre humano. Avast tiene empleados tanto en Ucrania como en Rusia y está trabajando activamente para protegerlos y mantenerlos como una prioridad. Continuamos pagando sus salarios completos y hemos ayudado a la reubicación temporal, a pedido de ellos, de algunas familias que se encontraban en zonas de alto riesgo. Hemos estado en constante comunicación con los empleados afectados, y los desafíos y peligros muy reales que enfrentan son una fuente continua de profunda preocupación. 

Avast se fundó en 1988 en la antigua Checoslovaquia bajo el régimen de satélites soviético. En 1989, celebramos nuestra libertad cuando nos incorporamos como una entidad comercial en la recién liberada Checoslovaquia y pudimos vender comercialmente nuestro programa antivirus. Nuestra historia, nuestra cultura y experiencias, y nuestra visión tecnológica informan tanto nuestra misión como nuestros valores como empresa. 

Como empresa, creemos profundamente en la importancia fundamental de proteger la libertad digital y garantizar el derecho de todos a acceder a Internet de forma segura y privada. Este propósito nos impulsa a mejorar la Internet, aumentar las oportunidades y empoderar a todos los ciudadanos en línea a través de un mundo digital más justo y equitativo. Estamos horrorizados por la agresión de Rusia contra Ucrania, donde la vida y el sustento de personas inocentes están en grave riesgo y donde todas las libertades han sido atacadas. 

De manera inmediata, retiramos la disponibilidad de todos nuestros productos de Rusia y Bielorrusia y suspendimos todas las operaciones de marketing y ventas en estos países. No tomamos esta decisión a la ligera; hemos ofrecido nuestros productos en Rusia durante casi 20 años y los usuarios de este país son una parte importante de nuestra comunidad global. 

Siempre nos hemos comprometido apasionadamente con proteger a los ciudadanos de la Internet por encima de la refriega de la política; sin embargo, nos negamos a contribuir o a beneficiarnos de la guerra. Nuestro negocio, que genera en la región 2,5 millones de USD en impuestos sobre las ventas anuales solo para el gobierno ruso, no será parte de las acciones de Rusia de ninguna manera. Por lo tanto, suspender nuestro negocio en Rusia y Bielorrusia es lo correcto, ya que condenamos las acciones de Rusia en Ucrania. 

En Ucrania, mantenemos y reforzamos nuestra oferta de productos. Estamos otorgando a los usuarios que pagan una extensión de sus licencias de forma gratuita. Los usuarios de nuestros productos freemium ahora también pueden obtener nuestros productos premium de forma gratuita. Y nuestros productos gratuitos existentes todavía están disponibles para aquellos que los deseen sin interrupción. Con la desinformación abundando, es de vital importancia apoyar el acceso de los ucranianos a una conexión a Internet segura y sin restricciones para obtener y compartir información precisa sobre el conflicto. 

Apoyo a los esfuerzos humanitarios 

Para ayudar al importante trabajo de socorro que se ha movilizado durante las últimas dos semanas, Avast está donando más de 800,000 USD a organizaciones humanitarias, entre ellas People in Need, a través de nuestro programa de igualación de donaciones de empleados y organizaciones filantrópicas, la Fundación Avast. Estamos increíblemente orgullosos de nuestros empleados, a quienes les ha apasionado contribuir a estos esfuerzos y ofrecerse como voluntarios para apoyar los esfuerzos de ayuda locales en sus propios países. Como organización, también estamos trabajando con organizaciones benéficas locales sobre el sitio para abordar las oportunidades de voluntariado basadas en habilidades y ayudar a las organizaciones ucranianas a evitar amenazas cibernéticas o recuperarse de un ataque cibernético. 

Continuamos monitoreando la situación cambiante y ajustaremos nuestro enfoque según sea necesario. Esperamos que los gobiernos y las agencias de todo el mundo que están trabajando para restaurar la paz y evitar la pérdida de vidas sin sentido prevalezcan en sus esfuerzos.