Consejos

Ransomware: 3 motivos por los que NUNCA deberías pagar el rescate

Shanan Carney, 3 julio 2017

No hay porque ser una víctima del ransomware. Avast ofrece consejos y herramientas de seguridad para que puedas controlar tus archivos, datos e información.

Es una pesadilla, sin duda: un virus ha secuestrado tu PC y ha cifrado tus archivos más valiosos. Una nota de rescate aparece en tu pantalla y te dice que tienes que pagar el rescate en un tiempo limitado o la cantidad a pagar se doblará. Tras doblarse, vuelves a tener un tiempo limitado para pagar al cibercriminal antes de que destruya tus archivos para siempre.

Este es sólo uno de los modos en los que el ransomware ataca. Existen muchas variantes de este malware, incluyendo virus que bloquean por completo el PC, mostrando sólo un mensaje por pantalla con las instrucciones para realizar el pago. Luego está la versión que copia tu información personal y te chantajea para evitar que vean la luz pública. Incluso hay una variante que sólo intenta asustarte con amenazas vacías, pese a que luego no afecta para nada al PC.

El ransomware está aquí para quedarse. Es el 60% de todo el malware durante los 3 primeros meses de 2017 y, en 2017, existen 4 veces más variantes que en 2016. Está dominando las noticias de estos meses, desde el peor ataque de la hisotria, WannaCry, hasta el último ciberataque basado en Petya en Ucrania, que dejó fuera de servicio a instituciones como el servicio de correos, el banco central e importantes empresas comerciales. En menos de medio día, el virus se propagó a India y España, antes de ser contenido y neutralizado.

Entonces, ¿qué hacer si caes víctima del ransomware? Dos palabras: No pagues.

Estarás tentado a pagar. Por estos motivos no deberías hacerlo:

  1. No existe la garantía de que los archivos serán restaurados. Recuerda que los que te están haciendo promesas son criminales. ¡No te creas nada! 1 de cada 5 personas que pagan nunca recuperan sus archivos. No seas ese 1.
  2. Pagar fomenta el cibercrimen. Si los criminales reciben el pago, seguirán extorsionando a gente inocente. Si hacemos que su negocio no sea rentable, no tendrán motivos para hacerlo.
  3. Existe ayuda GRATUITA. Puede que seas capaz de restaurar los archivos por ti mismo. Las herramientas de descifrado gratuitas te guiarán durante el proceso, especialmente si los archivos han sido cifrados por un virus conocido.

Protégete previniendo ataques

Mientras que los ataques de ransomware están en aumento, también lo está la protección y la eliminación de malware. Después de todo, los chicos buenos trabajan más que los malos. Si tienes un software antivirus (Que debería incluir herramientas anti-ransomware, como el nuevo Escudo de Ransomware de Avast, parte de nuestro actualizado y expandido Internet Security), asegúrate de que está actualizado. Haz lo mismo con el sistema operativo (SO) y todo el software, programas y apps. Proteger activamente tus dispositivos y tu información nunca ha sido tan importante.

Además de asegurarte de instalar la mejor protección que puedas y de mantener actualizado el sistema para prevenir ataques, también deberías realizar copias de seguridad con frecuencia. Las copias de seguridad de hacen inmune a los ataques. Los cibercriminales apuestan que no haces copias de seguridad. Tener copias de tus archivos es la mejor manera de hacer que el ataque no tenga efecto sobre ti. Recomendamos tener dos copias de seguridad, una en la nube y otra en un disco duro que mantengas desconectado. Si tienes copias sin infectar de todos tus archivos y datos, las demandas de los hackers no tendrán sentido.

Para la copia de seguridad en la nube, puedes utilizar muchos servicios disponibles, como Dropbox, Google Drive o OneDrive, entre otros. Este tipo de servidores mantienen actualizadas sus medidas de seguridad y están protegidas frente a amenazas prevalecientes.

Para la copia de seguridad en un disco duro que puedas desconectar, utiliza cualquier tipo de almacenamiento externo o incluso otro PC. Mantenerlo sin conexión a la red servirá para asegurarte de que nada intenta infiltrarse en él.

Así pues, resiste y no pagues. Pero lo más importante es tomar hoy las medidas necesarias para no caer víctima de esta creciente amenaza.

Imagen: TaxCredits.net