Consejos

Guía básica sobre VPN: Qué son y cómo funcionan

Charlotte Empey, 26 febrero 2018

Todo lo que siempre quiso saber sobre las redes privadas virtuales (VPN) pero nunca se atrevió a preguntar.

¿Qué son las conexiones VPN y por qué tanta gente habla de ellas? Últimamente, este término surge siempre que se habla de Internet, y esto se debe a una buena razón. Las VPN, que al principio eran novedosas soluciones tecnológicas, se han convertido en herramientas necesarias. Su función básica es proteger la privacidad en la red para evitar ser blanco de ataques, rastreado o discriminado por estar en una ubicación determinada.

En esta guía le explicamos todo lo que debe saber sobre las VPN. Cuando la haya leído, serás un experto en el tema.

¿Qué es una VPN?

Una VPN, o red privada virtual, es una conexión segura y cifrada entre dos redes o entre un usuario determinado y una red. Las VPN le permiten navegar por Internet de forma privada.

how-a-vpn-works.jpg

Podemos explicarlo también con un símil: Internet es como una autopista virtual por la que circulamos en unas motos luminosas tan llamativas como las de la película Tron. Visitamos nuestros sitios web favoritos, hacemos compras en tiendas, consultamos nuestras acciones, leemos las noticias de nuestras fuentes preferidas, jugamos y mucho más.

Cualquiera que desee hacerlo, lo puede seguir por estas autopistas y estos senderos digitales. Para ver su actividad en línea, quién es usted o los sitios que le gusta visitar, solo hay que mirar. Y puede ser peor: le pueden seguir hasta casa. Está localizable.

Una VPN sería como un velo que lo oculta y le permite usar la red de forma anónima. Es como cambiar la moto luminosa que va dejando un rastro por un coche alquilado con las ventanillas tintadas. El cifrado de datos oculta sus huellas y, de este modo, queda escondido detrás de una dirección IP falsa, sin nada que temer.

vpn privacy.png

La VPN cifra todo lo que se hace en línea, así como todo lo que envía y recibe. Al acceder a la red solo por una puerta VPN, el origen de la conexión se muestra como uno de los muchos routers VPN, es decir, no figura el suyo propio.

Una VPN es lo más parecido al anonimato en línea sin usar la red TOR, que envía la conexión a una red de repetidores voluntarios distribuidos por todo el mundo, con lo que la actividad web se encuentra en constante movimiento y nadie la puede localizar. Las VPN no usan este protocolo, pero ofrecen una protección suficiente (y fundamental) al transitar las autovías virtuales de hoy en día, que es un entorno infestado de hackers donde ya no existen regulaciones.

¿Por qué necesito una VPN?

Ahora que ya sabe lo que es una VPN, le vamos a explicar por qué le hace falta. Y es que ahora la necesita más que nunca.

La neutralidad de la red es el principio por el que todos los proveedores de servicios de Internet (ISP) deben tratar con ecuanimidad todos los datos que se transmiten en la red, sin discriminación ni favoritismo. En diciembre de 2017, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE. UU. anuló la neutralidad de la red, lo cual significa que, a partir de ahora, cuando intente hacer algunas cosas en Internet, podría enfrentarse a diversos escollos o prejuicios.

Previamente, en abril del mismo año, la FCC dio el primer paso en esta dirección anulando un decreto que exigía a los ISP obtener el consentimiento del cliente antes de compartir o vender sus datos personales. Ahora, los ISP tienen libertad para vender al mejor postor su número de la seguridad social, su ubicación geográfica, su información médica, su historial de navegación y cualquier dato que recaben sobre usted. El uso de una VPN garantiza su privacidad, incluso ante su proveedor de servicios de Internet, para que nadie pueda seguir los movimientos que hace ni ver sus datos.

Otro motivo de peso para utilizar una VPN es la proliferación de las cafeterías modernas, donde podemos encontrar tantos portátiles como tazas de café. Cualquier punto de acceso wi-fi público es un paraíso para los hackers. Si le gusta navegar por Internet al tiempo que disfruta de su bebida favorita, usar una VPN evitará que los hackers que acechan en el mismo punto de acceso wi-fi espíen todo lo que haga.

Tras la reciente desregulación en la red y el incremento de la sofisticación de los ciberdelitos, Internet se asemeja mucho al lejano oeste. Las VPN garantizan su protección en toda esta vorágine.

vpn privacy and access.png

¿Cuáles son los pros y los contras de las VPN?

Las VPN aportan varias ventajas. Gracias al anonimato que le confiere ese coche alquilado de lunas tintadas, nadie puede averiguar en qué lugar se encuentra en realidad. Antes de emprender viaje por la autopista virtual, puede elegir entre varias direcciones IP. Si el proveedor de VPN dispone de los medios suficientes, ofrecerá una buena selección de direcciones IP ubicadas en distintos puntos geográficos.

Por ejemplo, si está de visita en París y se encuentra con que el acceso a un sitio que normalmente visita en EE. UU. está restringido por la ubicación, solo tiene que elegir una dirección IP en el servicio de VPN que esté radicada en EE. UU. Automáticamente, el coche alquilado virtual pasa a tener matrícula estadounidense y se le autoriza el acceso. De igual forma, para acceder a un sitio que solo está disponible en Francia, solo hay que escoger una IP situada en este país y, voilà, pasará a ser francés. A continuación, describimos algunas situaciones en las que una VPN resulta muy útil:

benefits-of-a-vpn.png

 PROS

  • Ver vídeos desde cualquier lugar: si está en el extranjero e intenta acceder a una cuenta de trasmisión de vídeo que usa en EE. UU., es posible que algunos programas no estén disponibles en esa región. Sin embargo, si se conecta usando una dirección IP ubicada en EE. UU., podrá ver todos sus programas favoritos al instante, exactamente como si estuviera en casa.
  • Acceder a sitios web bloqueados: algunas instituciones (colegios, bibliotecas, lugares de trabajo, etc.) restringen el acceso a ciertas páginas web, como las de redes sociales, pero la conexión cifrada que provee la VPN permite el acceso a través de un túnel.
  • Evitar la censura: todos los gobiernos tienen intenciones ocultas, y algunos llegan hasta extremos insospechados para controlar la información. Si bien burlar las restricciones gubernamentales podría considerarse ilegal en algunos de estos países, somos de la opinión de que la libertad de expresión sin censura es algo positivo.
  • Acabar con la discriminación de precios: la discriminación de precios puede afectarle en dos frentes. Uno de ellos es la ubicación: el coste de la vida en ciudades como San Francisco o Nueva York es más alto y, por lo tanto, los ingresos de sus habitantes son más elevados. Algunos negocios son muy astutos y, aprovechando esta coyuntura, configuran sus sitios para que los usuarios de estas zonas vean unos precios mayores en los productos. (Esto es muy habitual entre las aerolíneas). El otro frente en que la discriminación de precios le puede afectar es el del ISP, que rastrea sus compras y preferencias. Cuando se percata de que el usuario siempre compra un mismo producto, el ISP puede venderle al fabricante su información. Luego, sabiendo que el usuario va a comprar ese producto, le puede subir el precio. La privacidad y el anonimato de una VPN lo protegen frente a este tipo de engaños.
  • Nadie le sigue el rastro: es necesario recalcar la importancia de evitar que hackers, ciberdelincuentes, empresas, el gobierno o su proveedor de servicios de Internet sigan sus huellas. Libérese de la represión, el engaño y la discriminación.

vpn-thumbs-down.png

 CONTRAS

¿Las VPN tienen inconvenientes? En comparación con los pros, los contras son insignificantes, por lo que lo positivo compensa con creces lo negativo. No obstante, debe conocer toda la realidad.

  • Posible reducción de la velocidad: el tráfico web atraviesa más fases de lo habitual cuando se conecta a través de una VPN, con lo que podría percibir una ralentización. Puesto que este ha sido el principal motivo de queja respecto a las VPN, los desarrolladores han tomado nota. Muchos han logrado optimizar la velocidad y el rendimiento hasta el punto de que los que usan estas VPN pueden ver vídeos y jugar de forma fluida sin ningún inconveniente.
  • Problemas de QoS: QoS significa «calidad del servicio» y describe el rendimiento de un servicio o una red. Todavía no existe una norma para que las VPN puedan evaluar y publicar estas mediciones. Debido a la ausencia de métricas, tenemos que basarnos en reseñas de profesionales y el boca a boca para saber qué es lo mejor.
  • Bloqueos de VPN: algunas empresas se están dando cuenta de que las VPN conceden a los usuarios carta blanca. Para combatir esto, las compañías están empezando a bloquear el acceso a las direcciones IP de VPN conocidas, pero no es tan fácil vencer en esta lucha, ya que las VPN activan y usan otras direcciones IP nuevas.
  • La privacidad no es TOTAL: aunque la VPN cumpla su labor de cifrar el tráfico y garantizar la privacidad, todavía se le puede identificar mediante las cookies del navegador. Si lo desea, las puede desactivar.

¿Qué dispositivos pueden usar una VPN?

¿Las VPN sirven para los iPhone? ¿Y ocultan los dispositivos Android ante el espionaje de los hackers? En ambos casos, la respuesta es «sí». Cualquier aparato que se conecte a Internet puede beneficiarse de la privacidad que proporcionan las VPN. Además, es común que los servicios de VPN ofrezcan conexión para varios dispositivos. Avast SecureLine VPN protege hasta cinco dispositivos con una cuenta.

secureline-vpn-protects-privacy.jpg

Sin embargo, mientras que los equipos, las tablets y los teléfonos se pueden conectar individualmente a una VPN, esta tarea no es tan fácil en el caso de otros dispositivos que se conectan a Internet. En este último caso, lo mejor es configurar el router con protección VPN. De este modo, todo lo que entre a este centro principal y salga de él estará protegido. Algunos routers se venden con un software VPN ya integrado.

vpn-free-wi-fi-protection.jpg

 

¿Cómo funcionan las VPN?

¿Quiere el coche de alquiler con las ventanillas tintadas? Entonces conéctese siempre a la red con el servicio de VPN activado. Esto lo conecta de inmediato al router del proveedor de VPN, y desde aquí es desde donde enfilará la autopista de la información. Nadie podrá ver su dirección IP real porque será la dirección de nuestra VPN la que lo identificará.

Además, su propia conexión en línea está cifrada, por lo que nadie puede ver los datos que carga, descarga o envía. ¿Qué es el cifrado? Es un método que convierte un texto legible en un batiburrillo de código ilegible. Existen tres tipos principales de cifrado: hashing, criptografía simétrica y criptografía asimétrica. Cada tipo tiene sus puntos fuertes y débiles, pero, en definitiva, todos hacen lo mismo: mezclan los datos para que nadie los pueda utilizar.

La mayoría de las VPN ofrecen una capa extra de protección: su propio sistema de resolución DNS. El DNS (sistema de nombres de dominio) es la agenda de teléfonos de Internet, que coteja las URL de texto con sus correspondientes direcciones IP. El DNS permite escribir el nombre de un sitio, como «avast.com», en vez de una larga cadena de números. Los ciberdelincuentes pueden controlar las solicitudes del DNS para rastrear sus movimientos en la red, pero el sistema de resolución DNS de una VPN está diseñado para frustrar sus ataques con maniobras de cifrado.

¿Cómo fueron los inicios de las VPN?

Las VPN no comenzaron siendo el producto de consumo que son en la actualidad. Microsoft desarrolló la primera en 1996 para autorizar el acceso de los empleados a la red interna de la empresa desde casa. Así nació la estación de trabajo remota.

No cabe duda de que este modelo acrecentó la productividad de la empresa («O sea, ¿puedo trabajar con las hojas de cálculo en pijama?»), por lo que más negocios lo adoptaron. Este uso de las VPN está muy extendido actualmente: ya es una prestación estándar del panorama empresarial moderno en todo el mundo.

Rápidamente, tener una VPN guardiana que protegía la privacidad personal se puso de moda en el sector del consumidor por las ventajas que ofrecía. Los desarrolladores observaron que este «túnel» seguro por el que uno podía trasladarse a una red se podía emplear para conectarse a la red más grande del planeta: la web. Casi todo el mundo quiere mantener la privacidad y el anonimato en línea, y las VPN se convirtieron en la solución inmediata para ello.

Diferentes tipos de VPN

Hay dos tipos fundamentales de VPN. La VPN de acceso remoto permite a los usuarios conectarse a otra red, ya sea Internet o el sistema interno de su empresa, a través de un túnel privado que está cifrado.

secureline-vpn-connection.jpg

 

El otro tipo es la VPN de sitio a sitio, que también se denomina VPN de router a router. Esta VPN se utiliza, principalmente, en entornos corporativos, particularmente cuando una empresa cuenta con sedes en varios emplazamientos. La VPN de sitio a sitio se usa para crear una red interna cerrada donde los distintos emplazamientos pueden conectarse entre sí. Esto se conoce como intranet.

 vpn-security-for-small-business.jpg

 

Existen varios protocolos de VPN o métodos de seguridad. El más antiguo es PPTP, el protocolo de túnel de punto a punto, que hoy en día se sigue usando, pero en general es considerado el más débil de todos. Otros protocolos son IPSec, L2TP, SSL, TLS, SSH y OpenVPN. Muchas personas eligen OpenVPN porque se trata de un software de código abierto, lo que significa que si se detecta una vulnerabilidad en la programación, alguien la hará pública muy pronto y se creará un parche para solucionarla.

Cómo elegir una VPN

A la hora de escoger una VPN, existen varias opciones. Hay gente que prefiere probar una VPN gratuita. Vienen muy bien para ver cómo funcionan. Le recomendamos que pruebe Avast SecureLine VPN durante 7 días. Cuando la pruebe, querrá usar la versión completa (sí, cuesta un poco, pero podrá disfrutar de todo el ancho de banda y los servidores que necesite para acceder al contenido que quiera esté donde esté, además de toda la protección cuando use una wi-fi gratuita). Cosas que debe saber si va a probar una versión gratuita:

1) Algunas emplean protocolos más débiles, como PPTP.

2) Tienen menos servidores; esto significa que el ancho de banda se comparte con otros usuarios, con lo que la velocidad es menor.

3) A veces contienen anuncios.

4) Suelen imponer límites de descarga. Recuerde estos puntos antes de elegir para que, cuando esté convencido de que necesita una VPN, sepa que un servicio de VPN de pago ofrecerá un rendimiento mejor en estos aspectos.

Qué debe tener una VPN

Los servicios de VPN de pago son mejores, pero hay diferencias entre unos y otros. A continuación, se indica lo que debe tener en cuenta a la hora de buscar la aplicación de VPN perfecta.

  • Reputación: para conocer bien el rendimiento de una VPN, lea reseñas de consumidores y de profesionales. Además, puesto que las normas de privacidad de los ISP se han derogado, han surgido muchas VPN falsas, así que debe asegurarse de su autenticidad.
  • Direcciones IP compartidas: elija una VPN que ofrezca direcciones IP compartidas. Mezclarse entre una multitud de usuarios anónimos añade al anonimato otra capa de privacidad.
  • Servidores: en lo que respecta al rendimiento, cuantos más servidores haya, mejor será la navegación, ya que los usuarios no estarán concentrados solo en uno. Asimismo, cuanto más cerca se encuentre de un servidor, más rápida y fiable será la conexión.
  • Cifrado: AES-256 (estándar de cifrado avanzado) constituye el estándar de cifrado más elevado que existe. Es prácticamente imposible de crackear, ya que su número de combinaciones es superior al número de estrellas que hay en el universo.
  • Protocolo: intente evitar los protocolos más débiles, como PPTP, y opte por OpenVPN, que es más fiable.
  • Registros de datos: el servicio de VPN debe indicar expresamente que NO guarda registros de datos (que vienen a ser sus propios informes de la actividad del usuario en Internet). Lea la política de la VPN para ver si recopila información de los usuarios.
  • Servicio de atención al cliente: las mejores VPN ofrecen un servicio de atención al cliente dispuesto a ayudarle si ocurre algo.
  • Prestaciones: tenga presente qué es lo que más le interesa y asegúrese de que la VPN que elija sea compatible con sus necesidades. Por ejemplo, algunas VPN no permiten usar BitTorrent y otras sí. Algunas imponen límites de descarga y otras no. Algunas ofrecen bloqueo de anuncios, cortafuegos, kill switch, conexiones simultáneas, etc. Busque la que mejor se adapte a su forma de utilizar la red.
  • Prueba gratuita: muchas VPN ofrecen pruebas gratuitas. Siempre se deben usar para ver cómo es el producto. Experimente la facilidad de uso y el rendimiento de la VPN antes de decidir si quiere comprarla o no.

Pues no hay más. Ahora ya conoce el origen y la evolución de la VPN y entiende la imperiosa necesidad de usar una en los tiempos que corren. Decida sabiamente y disfrute de la libertad en la red. Instale Avast SecureLine VPN (¡puede probarla gratis!) para garantizar la protección de su conexión a Internet. Recuerde... la privacidad es un derecho, no un privilegio.