Consejos

¿Cómo educar a tus hijos sobre el ciberbullying?

Fer Palomino, 13 abril 2021

En una era donde los menores están expuestos a los peligros del internet, es necesario tomar cartas en el asunto sobre el ciberbullying

Continuamos con nuestra serie sobre educación para menores en ciberseguridad con un tema tan importante como delicado: el cyberbullying o ciberacoso.

Y es que en una era completamente digital y con el acceso a temprana edad a la tecnología, tus hijos podrían estar expuestos a esta amenaza. Y podría ser más peligroso de lo que imaginamos.

Hoy les ayudaré a abordar este tema entendiendo primero, padres, qué es el ciberacoso (ciberbullying), cómo entablar la conversación con sus hijos y cómo protegerlos.

El ciberacoso consiste en el envío de mensajes o comentarios amenazantes, intimidantes o de odio así como la manipulación de videos o fotos humillantes de la víctima, incluso se han llegado a crear páginas web falsas con este contenido. Los ciberacosadores suelen disfrazarse de personas ficticias aprovechándose de sus víctimas.

Los menores suelen ser víctimas inseguras y vulnerables para los ciberacosadores, quienes suelen ser amenazantes y hostigantes. Esta amenaza digital llega a provocar graves daños en los menores como baja autoestima, depresión, frustración, ira y pensamientos negativos.

Existen diversos tipos de ciberacoso en línea que aquí explicaré brevemente para tener una perspectiva más amplia del tema:

Hostigamiento

Consiste en una serie comportamientos amenazantes, como mensajes ofensivos continuos, el acecho en línea o el acoso colectivo de un grupo hacia una persona.

Acoso sexual

Puede incluir desde el envió de mensajes con contenido sexual o amenazar con la publicación de videos o fotos comprometedoras sin el consentimiento de la víctima.

Troleo

Es una cadena de mentiras o burlas hacia una persona con la intención de de provocar una reacción emocional contra la víctima.

Outing/Doxing

Es cuando se comparte información personal de la víctima sin su consentimiento, como su dirección o teléfono o mensajes privados con la intención de avergonzar o humillar.

Fraping

Consiste en irrumpir las redes sociales de alguien o crear un perfil falso para hacerse pasar por la víctima para humillar o arruinar su reputación con publicaciones inapropiadas.

Catfishing

Se produce cuando un depredador crea un perfil falso para atraer a la víctima y tener una relación, por lo general amorosa. Se dirigen a adultos o menores ya sea para amenazar o estafar solicitando dinero.

Swatting

Cuando un acosador envía un mensaje o realiza una llamada telefónica con calidad de "urgencia" avisando de un secuestro, amenaza de bomba o alguna otra situación de peligro.

Los peligros antes mencionados que engloban al ciberacoso son más comunes y frecuentes dentro de las redes sociales y juegos de streaming, pero ¡alto! Prohibirlos no es una opción.

Entendiendo como padres el concepto de qué es cyberbullying y las diferentes formas de manifestarse, sugerimos, en primera, iniciar la conversación con sus hijos. Si queremos que sus hijos puedan protegerse y acercarse a ti en caso de necesitarte, no queremos que te vean como alguien intimidante, así que la mejor abrir el tema será conversando como habitualmente lo hacen, como esas pláticas que suelen tener a la hora de la comida, por ejemplo.

Sugiero hacerles saber que el ciberacoso existe por personas falsas que intentan hacer daño a otros, cuando las personas se escudan detrás de alguien o algo están mintiendo. Es decir, expliquemos la facilidad con la que podríamos bajar una imagen de internet, subirla a un perfil agregando un nombre e información falsa y hacerse pasar por alguien más. Esta persona también podría estar utilizando acusaciones falsas en contra de alguien. 

Continúa hablando con ellos sobre la CONFIANZA. Cuando era niña muchas veces quería ganar la confianza de mis padres para que me permitieran ser un poco más independiente, quería demostrar que estaba lista para no tenerlos encima de mi revisando mis tareas escolares u obligandome a estudiar por horas para un exámen cuando yo sabía que ya estaba preparada.

Así que dales ese voto de confianza educándolos sobre el tema y haciéndoles saber que estás seguro de que ellos se acercarán a ti cuando lo necesiten, que esto no significa que tengan prohibido hacer uso de plataformas en línea, simplemente es que confías en que ellos podrán abrir los ojos ante una amenaza en línea. También piensa que ellos podrían asegurar "saber más de internet que tú" porque nacieron prácticamente con un dispositivo en la mano.

Finaliza proporcionando herramientas para generar más confianza argumentando y no imponiendo, en vez de decir "tienes que decirme si algo te incomoda" a "sabes que puedes acercarte a mi si algo te incomoda y que juntos podemos tomar una decisión"

  1. Hazle saber a tus hijos que si son víctimas de hostigamiento, amenazas, mensajes o comentarios humillantes o de odio pueden:
  2. Bloquear el perfil o cuenta de quien los está acosando
  3. Tener sus perfiles privados para evitar y eliminar el ciberacoso
  4. Las acusaciones así como los perfiles o cuentas suelen ser falsas
  5. No enviar fotos, videos o información a desconocidos
  6. Dejar de interactuar con ese perfil o cuenta y acercarse a sus padres si algo les incomoda, les parece extraño o simplemente no se sienten seguros
  7. Ambos deben de saber que las redes sociales también permiten denunciar contenido inapropiado u ofensivo para que pueda ser removido de la plataforma
  8. Deben de tener contraseñas fuertes, únicas y en secreto de otros (menos de sus padres).

¿Qué debo hacer como padre?

Este consejo adicional es para que los padres lo tomen en cuenta, una vez que haz dado esa confianza a tus hijos, no significa tampoco que pueden estar a salvo por completo, ha sido un paso para poner sobre la mesa el tema y darles herramientas e información fundamental. Sin embargo, ustedes como padres deberán de estar pendientes, sobre todo del comportamiento de sus hijos.

Muchas veces las víctimas no piden ayuda por vergüenza, pena, miedo o inseguridad, así que sugerimos prestar atención a los siguientes comportamientos:

  • De repente, dejan de usar sus dispositivos o los usan menos de lo normal
  • Parecen molestos, enfadados o deprimidos tras usar las redes sociales o un juego
  • Comportamiento solitario y aislado, como evitar la escuela o acontecimientos sociales
  • Evitan discutir sobre su vida social, tanto en línea como en la vida real
  • Cambios de humor negativos, problemas en el colegio, depresión, desmotivación ante cosas que normalmente le llenaban de energía

Si necesitas ayuda adicional ante este tema, acércate a un especialista o busca instituciones o centros de apoyo locales.

Finalmente, acércate a tus hijos para considerar juntos el uso de una herramienta adicional de protección, una VPN (red privada virtual) cifrará la conexión a Internet haciendo que mantengan su privacidad al navegar en línea. Así los hackers y ciberacosadores se mantendrán lejos y sin poder espiarlos.

Avast SecureLine VPN