Consejos

¿Cómo elegir el monitor para bebés correcto?

Jas Dhaliwal, 25 marzo 2020

Hay 2 tipos de monitores para bebés, ¿cuál es el adecuado para tu hogar?

Como tecnólogo y padre reciente, recientemente tuve la necesidad de comprar un monitor de bebé para mi hijo recién nacido. Es el primer dispositivo tecnológico que los padres agregan para su cuidado, y tiene un propósito muy importante: dejarnos vigilar al bebé mientras continuamos con la vida diaria. 

Los monitores para bebés realmente ayudan de muchas maneras. Son una herramienta útil para enseñarle al bebé a calmarse, alivian nuestros nervios al permitirnos ver al bebé en cualquier momento que lo deseemos e informan de inmediato cualquier sonido o movimiento en la habitación del bebé. Todos estos beneficios son invaluables, particularmente para los nuevos padres privados de sueño. 

La gran variedad de monitores para bebés en el mercado es impresionante. Los dispositivos vienen en todas las formas y tamaños con puntos de precio a juego. Con tantos monitores diferentes que ofrecen tantas funciones diferentes, saber por dónde empezar puede ser desalentador. 

Sabía que había esencialmente dos tipos de monitores de video: "dedicado" y "habilitado para Wi-Fi", pero ¿cuál era el adecuado para mi familia? Decidí explorar lo que el mercado tenía para ofrecer.

Monitores para bebés dedicados

Este tipo de monitor es el más común. La unidad satelital se coloca en la habitación del bebé y la unidad principal generalmente se basa en la habitación de los padres. Las características particulares difieren entre las marcas, pero el principio básico sigue siendo el mismo: la unidad satelital vigila al bebé y los padres pueden monitorear la unidad principal. Por lo general, la unidad principal es portátil, lo que permite a los padres moverse por la casa mientras miran y escuchan. El dispositivo generalmente involucra una sola cámara y un sistema cerrado de comunicación, por eso se llama monitor "dedicado". 

Funciona de manera muy similar a un walkie-talkie tradicional, solo con una cámara conectada. Puedes encontrar algunos monitores para bebés dedicados con un alcance de solo 50 pies y otros con un alcance de hasta 5,000 pies. Algunos usan ondas de radio, otros usan bluetooth y otros transmiten su señal a través de múltiples frecuencias, conocido como el sistema de propagación de salto de frecuencia (FHSS). Si bien son sistemas cerrados, PUEDEN ser pirateados si el atacante está físicamente lo suficientemente cerca de la casa como para interceptar la señal. Sin embargo, la probabilidad de que esto suceda es poco probable, y es una tarea mucho más difícil que piratear un monitor habilitado para Wi-Fi. 

Monitores con conexión wifi

Este tipo de monitor requiere una conexión a Internet para el dispositivo de la cámara y una aplicación compatible que se ejecute en un teléfono inteligente o computadora. Una vez más, la unidad satelital se encuentra en la habitación del bebé y se combina con los teléfonos inteligentes de los padres. Los monitores habilitados para Wi-Fi ofrecen a los padres la comodidad de controlar a sus hijos desde cualquier lugar: en el hogar, en la ciudad, incluso en otro país, siempre que tengan una conexión Wi-Fi en ambos extremos. 

Los monitores con conexión Wi-Fi se han popularizado rápidamente en los últimos años. Sus precios han caído ya que la mayoría de los consumidores se han dado cuenta de que las aplicaciones para teléfonos inteligentes pueden proporcionar una mayor variedad de funciones que las pantallas de video dedicadas; ahora pueden ver y escuchar al bebé desde cualquier lugar (con una conexión a Internet). Sin embargo, este nivel de conveniencia tiene un costo para la seguridad y la privacidad, ya que los dispositivos siempre están "encendidos" y conectados a Internet. Los hackers pueden usar sitios web como Shodan para buscar dispositivos vulnerables y sin parches abiertos para atacar. 

El veredicto

Al sopesar las posibles vulnerabilidades de seguridad de cada uno, decidí no usar el monitor conectado a Wi-Fi. Recordé las múltiples noticias que se publicaron el año pasado sobre las cámaras web de Nest (sitio en inglés) y Ring (sitio en inglés) pirateadas; y, aunque sé que ambas compañías ofrecen una capa de protección de seguridad, simplemente no me sentía cómodo con la transmisión de mi video a través de Internet. La seguridad y la privacidad eran más importantes para mí que la conveniencia de acceder a la fuente de video desde cualquier lugar. Elegí ir con un monitor de bebé dedicado.

Ahora, sé que hay algunos casos en los que la conveniencia de registrarse desde cualquier lugar es fundamental para los padres. Si un monitor conectado a Wi-Fi es lo mejor para tu situación, solo ten en cuenta estos consejos al elegir el adecuado para tu familia:

  • Compra tu dispositivo a un fabricante reconocido y asegúrate de que recibas actualizaciones de seguridad. Busca actualizaciones tan pronto como hayas configurado el dispositivo y conectado a Internet.
  • Configura tu monitor de bebé con una contraseña fuerte y compleja . Evite utilizar las opciones de nombre de usuario y contraseña predeterminadas que se ofrecen con el dispositivo. Si el monitor ofrece autenticación de dos factores, habilítalo.
  • Evita los dispositivos que no ofrecen ningún nivel de cifrado. A medida que el dispositivo transmite datos a través de Internet, la conexión a la infraestructura de nube del fabricante puede no estar protegida, lo que puede conducir a ataques de seguridad de tipo intermediario. En su lugar, busca dispositivos que ofrezcan al menos un mínimo de cifrado SSL / TLS.

Cada hogar tiene que priorizar sus propias necesidades particulares, y no hay un tamaño único que se adapte a todos. En mi situación personal, no sentía que necesitaba todas las comodidades de un monitor de bebé con Wi-Fi. Para mí, los riesgos de esa situación particular superan con creces los beneficios. Sin embargo, sé muy bien que a medida que mi bebé crezca, nuestras necesidades van a cambiar. En un futuro no muy lejano, estaré sumergido en el mundo de las cámaras para interiores, las tabletas para niños, los relojes inteligentes para niños y, finalmente, los teléfonos móviles. Toda esta tecnología ayuda a los padres a vigilar a sus hijos, y todo es importante. Pero por ahora, estoy agradecido de que solo me preocupe la etapa 1: el monitor de bebé simple que me ayudará a enseñarle a mi hijo a quedarse dormido solo.