Consejos

Ciberseguridad básica para el regreso a clases

Nancy Nunziati, 20 agosto 2019

Conozca las políticas de su escuela con respecto a las computadoras y dispositivos móviles de los estudiantes, advierta a sus hijos sobre el phishing y desconfíe de la conexión Wi-Fi pública

 

Las tabletas, los teléfonos inteligentes, las computadoras portátiles, los adaptadores y los dispositivos Bluetooth no siempre estuvieron en las listas de compras de regreso a la escuela.

Pero no hay forma de evitar el hecho de que la tecnología es una parte mucho más importante de la vida de nuestros hijos de lo que fue para la mayoría de nosotros cuando teníamos su edad. Ya sea que su hijo esté listo para inscribirse en la escuela secundaria o esté listo para ir a la universidad, existe una buena posibilidad de que se lleven dispositivos con ellos.

Considere agregar algunas de estas prácticas de ciberseguridad entre los consejos y conocimientos que ofrece antes del primer día de clases:

1. Familiarícese con las políticas de dispositivos de la escuela.

Este es más para padres (y estudiantes universitarios). La mayoría de los educadores reconocen y aceptan el papel de la tecnología en el aprendizaje, pero no todas las instituciones educativas adoptan el mismo enfoque para la gestión de dispositivos.

Algunas escuelas públicas priorizan poner computadoras portátiles o tabletas en las manos de cada estudiante de forma gratuita. Otros pueden alquilar dispositivos o permitir que los estudiantes traigan sus propios dispositivos con fines de aprendizaje.

En cualquier caso, asegúrese de estar al día con las políticas de dispositivos de la escuela. Para empezar, averigüe si hay restricciones en el uso del dispositivo para evitar le sea confiscado. Si la escuela proporciona el dispositivo, pregunte si es responsable de instalar el software de ciberseguridad, descargar ciertas aplicaciones, tener una copia de seguridad de datos, etc.

Además, nunca está de más preguntarle a la escuela qué están haciendo para mantener a los niños seguros en línea.

2. Phishing: el otro "peligro extraño"

Desde cuentas de correo electrónico hasta redes sociales, sus hijos inevitablemente entrarán en contacto con estafas de phishing en algún momento. Estos mensajes manipuladores o tramposos, engañan a los usuarios para que den información confidencial y descarguen malware.

Las plataformas de redes sociales y los proveedores de correo electrónico han mejorado en señalar y poner en cuarentena los intentos de phishing, pero aún es importante informar a sus hijos sobre su existencia y cómo detectarlos. Eso significa alentarlos a no entablar conversaciones con extraños en línea. Si les gustan los juegos en línea o están activos en otra comunidad digital, es posible que ya estén en contacto con extraños. En ese caso, dígales que no den información personal. Dígales que eviten hacer clic en enlaces o descargar archivos adjuntos de remitentes desconocidos. Adviértalos para que no respondan a los correos electrónicos que usan un lenguaje urgente ("¡Restablezca su contraseña AHORA!") o estén llenos de errores ortográficos.

Las estafas de suplantación de identidad (phishing) como cupones falsos y enlaces poco confiables en correos electrónicos que prometen "grandes ahorros" son prominentes durante la temporada de compras de regreso a la escuela, así que esté atento.

3. Tener una copia de seguridad

Digamos que su hijo, estudiante de secundaria, recibe ransomware en su computadora portátil. Primero, puede decirles a sus hijos que no paguen el rescate en esta situación, porque no hay honor entre los ladrones. ¿Quién puede decir que cumplirán su palabra?

Puede decirle a sus hijos que realicen versiones de respaldo de documentos clave. Y si no saben cómo, ayúdelos. Aliéntelos a guardar documentos importantes (ensayos universitarios, tareas escolares) en la nube. Google Drive, Apple, DropBox y otros ofrecen opciones de almacenamiento seguro gratuitas y/o económicas.

4. Wi-Fi público: Todo aquel que entre aquí queda advertido

Asegúrese de que sus hijos sepan que el Wi-Fi "gratis" no siempre es gratis. Su estudiante de primaria probablemente no traerá su computadora portátil al café de la calle para escribir un trabajo de investigación, pero su hijo de 16 años que recientemente obtuvo su licencia de conducir podría.

Un intermediario podría atacar a través de un Wi-Fi falso que se hace pasar por una red de Starbucks, por ejemplo, y que fácilmente podría robar sus datos. Anime a sus hijos (y a otros adultos) a que se mantengan alejados del Wi-Fi público. Y si deben usar Wi-Fi público, aliéntelos a usar una red privada virtual (VPN).

5. Guarde las contraseñas para usted mismo

Idealmente, cada cuenta que creen sus hijos usará una contraseña única, preferiblemente una que tenga 15 caracteres y contenga números y caracteres especiales (lea más sobre las mejores prácticas de contraseña aquí).

Nos damos cuenta de que hay mucho que recordar, pero si se piratea una contraseña, entonces todas las contraseñas van con ellas. Recomendamos usar un administrador de contraseñas gratuito para que sea más fácil hacer un seguimiento de ellos.

Otros consejos sobre contraseñas:

  • Precaución contra compartir contraseñas con amigos.
  • Anime a los niños a bloquear sus dispositivos con una huella digital o un escaneo facial cuando exista la opción.
  • Considere contraseñas físicas, es decir, bloqueos de cable para mantener seguras las computadoras portátiles.

6. Hable sinceramente sobre las responsabilidades cibernéticas

Los padres a menudo les dan dispositivos a los niños para que puedan hacer su tarea, trabajar en proyectos escolares y colaborar con otros estudiantes. Los dispositivos digitales también ayudan a los estudiantes a aprender más sobre la tecnología, que se ha convertido en parte integral del funcionamiento de la sociedad.

Aún así, los niños usarán sus dispositivos para entretenimiento y otras funciones que se extiendan más allá de la escuela. Las herramientas de control parental pueden ayudarlo a incluir en la lista negra cierto contenido y, en algunos casos, incluso registrar el historial de llamadas y mensajes de texto. Pero no son sustitutos de comunicar los riesgos de una higiene deficiente de seguridad.

Advierta a sus hijos que no compartan información con extraños en línea en la web. Hágales saber los signos de acoso cibernético en las redes sociales y aliéntelos a notificar a un adulto responsable si lo ven. Especialmente con estudiantes de secundaria y preparatoria, recuérdeles que cualquier cosa que compartan a través de mensajes de texto o redes sociales puede terminar fácilmente en Internet, y una vez que está ahí, la mayoría de las veces, lo estará para siempre.

Puede ser un tema delicado o incluso polémico, pero la tecnología es parte de nuestro mundo y debemos motivar su uso responsable entre nuestros niños, en la escuela y en la vida cotidiana. No evite tener estas conversaciones con sus hijos.

7. Instale protección antivirus

Casi no hace falta decirlo, pero si agrega un dispositivo digital a su lista de suministros para el regreso a la escuela, agregue también un antivirus de buena reputación. Avast ofrece versiones gratuitas y de pago de su software para protección de dispositivos.

También ofrecemos soluciones gratuitas de seguridad móvil para dispositivos iOS y Android.