Consejos

4 consejos para los padres de la generación del smartphone

Nancy Nunziati, 5 marzo 2018

Mantén a tus hijos seguros y sanos con estas lecciones sobre la vida en el mundo digital.

Los niños de hoy en día se conocen como "nativos digitales. Es decir, nacieron en un mundo donde "teléfono" es la abreviatura de "teléfono inteligente" y mirar las pantallas es más una necesidad que un lujo. Pero, ¿hasta qué punto es saludable el uso del teléfono? ¿Cuánto es demasiado?  

Además, ¿quién es responsable de determinar pautas seguras y saludables con respecto al  uso del teléfono, especialmente para los niños? ¿Maestros? ¿Doctores? ¿Padres? ¿Debería considerarse una cuestión de salud pública? Con el tiempo, nosotros, como sociedad, desarrollaremos las "mejores prácticas" relacionadas con el tiempo que pasamos delante de la pantalla; pero en estos inicios, la seguridad empieza por enseñar bien a nuestros hijos.

La desafortunada verdad es que la adicción al teléfono es un problema real. Este tema ha estado últimamente en las noticias, ya que uno de los diseñadores originales de iPhone admitió que el dispositivo fue diseñado para ser adictivo, y uno de los fundadores de Facebook admitió lo mismo sobre la red social.

Según una encuesta realizada por Common Sense Media, el 59% de los padres encuestados cree que sus hijos adolescentes son adictos a sus teléfonos, y el 50% de los adolescentes admiten que son adictos. Más del 70% de ellos sienten la necesidad de responder de inmediato a mensajes de texto y mensajes.  

Cuando se trata de criar niños, como con todo, enseñamos mejor con el ejemplo. Asegúrate de que tienes unos hábitos con el teléfono que te gustaría que tus hijos tuvieran, debido a que siguen tu ejemplo. Aquí tienes cuatro consejos básicos para mantenerte a ti y a tu familia en un equilibrio saludable con vuestras vidas digitales.

1. Establecer reglas

Enseña que hay momentos demasiado sagrados incluso para los teléfonos, como cuando estáis en la mesa. Como padres, debemos poner más énfasis en el valor de la conexión humana en persona. Pasar demasiado tiempo en el mundo digital puede causar soledad, y nuestros hijos necesitan que se les enseñe que no es un sustituto del mundo real.

2. Establecer límites

Es fácil perderse durante horas en las redes sociales. Haz que tu familia sepa cuánto tiempo pasan en sus teléfonos al establecer límites. Puedes comprar software de administración familiar de terceros, pero la mayoría de los proveedores de servicios móviles ofrecen controles parentales que pueden bloquear sitios inseguros, limitar los minutos y el uso de datos, limitar el número de mensajes de texto, bloquear ciertos números de teléfono, bloquear ventanas de tiempo para permitir o monitorear o prohibir el uso de internet, y mucho más.

3. Educar sobre la adicción

Comparte este artículo y otros con tus hijos, así como los artículos vinculados en esta publicación, y habla sobre el tema de la adicción al teléfono. Explica por qué es una preocupación. Mantener a tus hijos abiertos con respecto a su vida digital y enseñarles una responsabilidad con respecto al tiempo de uso del teléfono te mantendrá al día respecto a sus puntos de vista e inquietudes.

4. Enseñar la netiqueta adecuada

Se necesita enseñar netiqueta básica (también conocida como etiqueta de internet), al igual que los modales en la mesa. Habla con tus hijos sobre ser respetuoso con los demás en línea, y por qué el acoso en el ciberespacio nunca está bien. Infórmales también sobre cómo estar seguro: evita que chateen con desconocidos, que tengan cuidado de no hacer clic en archivos desconocidos y observa de cerca cualquier archivo que quieran descargar.

En Avast, nuestra misión es proteger y defender tu vida digital. Nos enorgullece proteger a más de 400 millones de usuarios en todo el mundo y continuamente mejoramos nuestra tecnología para estar a la vanguardia de las últimas amenazas cibernéticas. Creemos que todos tienen derecho a la seguridad en línea... y que comienza por mantenerse cuerdo en línea. A medida que el nuevo año comienza a dar lo mejor de sí, comprometámonos todos a realizar un uso más seguro y sano del teléfono.