Tres razones por las que necesita un navegador privado

Sander van Hezik Oct 19, 2021 12:27:20 PM

Internet no funciona. O, para ser más precisos, el sistema actual que nos permite acceder a Internet no funciona.

Los ciberdelincuentes están ideando formas cada vez más innovadoras de burlar los protocolos de seguridad y robar nuestra información personal. Parece que hay un gran hackeo o una filtración de datos al menos una vez al mes.

Pero, ¿y si no tuviera que ser así? Hemos creado un potente navegador privado y seguro para proteger a los usuarios contra el robo, la censura y el espionaje de todo tipo: de los ISP, del gobierno y de los ciberdelincuentes. Estas son tres razones por las que necesita un navegador privado, independientemente de lo que haga en Internet.

1. Su ISP sabe todo lo que hace

Su proveedor de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) rastrea y almacena todo lo que hace en línea, aunque esté en modo «incógnito» o «navegación privada». Pero con un navegador privado como Avast Secure Browser, su ISP no puede ver lo que está haciendo. Esto se debe a que el navegador privado de Avast viene con una Red Privada Virtual (VPN, por sus siglas en inglés) incorporada, que cifra todos los datos que entran y salen. Eso significa que nadie, ni siquiera su proveedor de servicios de Internet, puede ver lo que hace en línea.

También vale la pena señalar que, si un proveedor de servicios de Internet tiene sus datos, puede entregárselos al gobierno. Es solo algo a tener en cuenta.

2. El Wi-Fi público nunca es seguro

El Wi-Fi público, es decir, cualquier red a la que pueda conectarse fácilmente mucha gente, aunque esté protegida por contraseña, nunca es seguro. El Wi-Fi público es como un tesoro para los ciberdelincuentes, que pueden infectar la red con malware, interceptar su flujo de datos específico o hacerse con un montón de datos para buscar elementos valiosos más adelante.

Instalar una VPN en su ordenador de sobremesa o usar un navegador móvil con una VPN integrada, como Avast Secure Browser para Android o iOS, mantiene sus datos cifrados y hace que el Wi-Fi público vuelva a ser seguro.

3. Los anunciantes le están rastreando

¿Alguna vez ha buscado algo en Internet y luego lo ha visto en un anuncio en Instagram? Es bastante desconcertante la primera vez que ocurre. Y esto ocurre porque los anunciantes siempre le están rastreando, ya sea a través de sus propios anuncios o de los widgets que instalan las plataformas de las redes sociales. E incluso la gente que no está inscrita en las redes sociales está siendo rastreada por estos widgets, por lo que no ser miembro de Facebook no le protegerá.

Si no le gusta la idea de que toda esta información sea recopilada, almacenada y vendida, y se toma un minuto para pensar realmente en lo que hace en línea, aunque crea que no tiene nada que ocultar, entonces un navegador privado como Avast Secure Browser es una gran opción.

Artículos relacionados